Gucci Epilogue es la nueva campaña de la firma italiana en la que Alessandro Michelle convierte a su propio equipo creativo en el elenco de modelos

Hace ya tres meses que Alessandro Michele presentaba Gucci FW20: The Ritual. La campaña con la que el director creativo quería mostrar el lado más cotidiano, sincero y transparente de Gucci. Pues ahora, siguiendo por este camino llega Gucci Epilogue, la nueva campaña que quiere hacer que nos cuestionemos todo lo establecido, que rompamos las reglas y redefinamos el concepto que teníamos hasta ahora sobre la moda. Para conseguir esto, Alessandro Michelle nos cita en dos maravillosos enclaves de la ciudad de Roma: el grandioso Palazzo Sacchetti de estilo manierista tardío y la zona deprimida de Campo Boario cubierta de grafitis. Estos dos lugares, muy dispares en apariencia, reunieron al equipo de Gucci para una intensa jornada fotográfica que nos deja como resultado un fashion film.

El final de la obra de Gucci entre bambalinas

A lo largo del día de rodaje, el equipo de diseño de Gucci se convirtió al mismo tiempo en en el frenético elenco de modelos que fueron captados por las cámaras mientras posaban pacientemente en el set. Lo que han conseguido con este efecto “entre bambalinas” es crear un juego poético de yuxtaposiciones y perspectivas con las que nos muestran una nueva colección atemporal de la casa de moda italiana. Con la dualidad de los espacios, Gucci Epilogue consigue conciliar lo real con lo surreal, enseñando la realidad que hay detrás de las idealizadas y perfectas producciones de moda.

Según comenta Alessandro Michelle como director creativo de Gucci, “He reunido aspectos diferentes que representan la belleza desordenada que siempre he buscado: el caos de la belleza.” “Rompiendo el hechizo que obliga a mis colaboradores a trabajar apasionadamente en prendas que luego tienen que abandonar, le pedí al equipo que se las pusiera. Y así hicimos un trabajo autosuficiente, todo dentro de nuestra casa, mezclando cosas que ya habíamos hecho con otras que estábamos a punto de hacer, superando los esquemas del tiempo de manera coherente con mi idea de The Epilogue, la resolución final de un futuro que en gran medida es presente”.

El final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinasEl final de la obra de Gucci entre bambalinas