Hypnotic Brass Ensemble jazz banda hermanos gorillaz damon albarn madrid barcelona jazz contemporáneo

Hablamos con Hypnotic Brass Ensemble, la banda de jazz de Chicago formada por siete hermanos que está cambiando el jazz más joven y más contemporáneo.

Si creías que el jazz estaba muerto, que el jazz contemporáneo aún más y, sobre todo, que era un género musical para puretas ¡te equivocas! Hypnotic Brass Ensemble es una banda de Chicago formada por siete hermanos (todos ellos hijos del mítico músico y trompetista de jazz  Phil Cohran) que llevan muchos años no solo de gira sino, también, colaborando con artistas de la talla de Prince, Mos Def, De La Soul, Mick Jones (The Clash) o Damon Albarn. De hecho, hemos intentado sintetizar su biografía pero todos los datos son relevantes, importantes o muy interesantes.

“7 hermanos de Chicago, todos hijos de la leyenda del Jazz Phil Cohran que continúan la tradición musical de su familia con esta banda de metales. Juntos han girado por Europa, Asia, América, África, Sudamérica y Australia, compartiendo escenario con iconos de la música como Prince, Mos Def, De La Soul, Mick Jones (The Clash) o Damon Albarn (Blur, Gorillaz). Han formado parte de festivales como Coachella, Womad, Jazz at Lincoln Center, Sydney Opera House o el Carnegie Hall. Recientemente el documental ‘Brothers Hypnotic’ (disponible en Amazon Prime y otros servicios de streaming online) explora su música, ética de trabajo, vida y la experiencia de ser criados por su padre. Además su tema ‘War’ aparece en la BSO de la exitosa saga de cine Juegos del Hambre y su tema ‘Flipside’ salió en el recopilatorio ‘Late Night Tales’ de Bonobo.

Este mismo 2018 han tenido algunos de sus momentos en directo más memorables siendo teloneros en los shows de reunión de Blackstar (Talib Kweli & Mos Def) en Londres (Ago 2018), además de compartir escenario con Mos Def en solitario o girando con Gorillaz junto a De La Soul y Little Simz en su ‘Humanz Tour’ (2018). También actuarán en el festival organizado por Damon Albarn, ‘Demon Dayz’ en Los Angeles el 20 de octubre donde compartirán cartel con Erykah Badu, The Internet, DRAM, Kilo Kish o los mismos Gorillaz entre otros muchos.”

Por todo esto y por su gira por nuestro país durante toda esta semana (que organiza Thiiird Culture), hemos hablado con Cid Graves, miembro de la banda, para entender mejor su idea del jazz del s.XXI.


Foto Superior de Bianca de Vilar


Hypnotic Brass Ensemble: “El jazz ha sido secuestrado a lo largo de las décadas pasadas, se ha vendido de forma mundial como un estilo musical únicamente para la gente culta o para los intelectuales más puretas o adultos. Pero el jazz comenzó como algo totalmente opuesto, empezó en los barrios más pobres donde hay problemas reales y y el jazz era una forma de salir, escapar y materializar todo eso. “

 

¿Cómo lleváis el ser hermanos y trabajar juntos? Trabajar juntos siendo hermanos es algo bueno de muchas maneras… y malo en otras. Por ejemplo, musical y creativamente es lo mejor porque no muchas bandas han crecido juntas como tal… hemos crecido juntos y hemos sido entrenados juntos desde el principio, con los mismos profesores, la misma filosofía, del mismo barrio que ha sido duro, por lo que hemos pasado por las mismas cosas y los mismos problemas. Esto es importante porque siempre hay un hilo en común entre todos. Ahora, personalmente, es diferente… imagínate viajar durante todo el año con tus hermanos y tus hermanas, compartiendo el mismo bus de gira, hotel, momentos de descanso… La mayor parte del tiempo es divertido pero otras es complicado, además, todos somos el jefe.

¿Alguno de vosotros ha pensado alguna vez en no hacer música? Sí, todos lo hemos pensado alguna vez, y tenemos proyectos paralelos (incluso bandas paralelas) relacionadas con la música y el entretenimiento. Pero el legado que nos mantiene juntos y unidos, lo que presentamos al mundo es lo que fue dado a nuestro padre por sus mentores y profesores como Jay Macshan o Sun Ra, y nuestro padre nos lo dio a nosotros, ahora es nuestro deber difundir la palabra.

¿Cómo os inculcó vuestro padre la pasión por la música? Desde el principio hizo que todo fuese por y para la música. La música era como una religión en nuestra casa, cada uno de nosotros recibimos una trompeta a la edad de cinco años (nuestro hermano más pequeño empezó con tres años). Crecimos de la siguiente manera, nos despertábamos al amanecer y practicábamos de forma conjunta y meditábamos, después íbamos al colegio, volvíamos a casa y teníamos clases de teoría e improvisación. Para cuando ya éramos adolescentes, estábamos a un nivel mucho más avanzado  que muchos músicos de nuestro alrededor, así que fue una decisión natural el hacerlo nuestra carrera.

¿Por qué habéis materializado todo vuestro aprendizaje en ser músicos? Porque hay muchas maneras de estar en la música. Sí, hay muchas maneras de estar en la música, pero Hypnotic Brass Ensemble es una banda orientada a la actuación… somos del rollo de un concierto en directo. Cuando estamos en el escenario nos sentimos como un águila que vuela, en nuestro propio elemento. Componemos todas nuestras canciones, a la publicación, colaboramos con la banda sonora de ‘Hunger Games’ y hemos producido un tema para el último disco de Snoop Dogg, ‘2020’. Pero siempre estamos centrados en hacer un buen directo para los amantes de la música de todo el planeta.

¿Cómo nació la banda? ¿En qué momento dijisteis, “venga, vamos a hacer una banda”? Bueno la verdad es que la banda empezó tocando en las calles de grandes ciudades de América.  Teníamos una banda de rap más local en aquél momento y esa era nuestra idea inicial, estábamos ahorrando dinero para empezar nuestro propio sello.  Al  principio eran los más jóvenes los que estaban buscándose la vida,  pero más hermanos se unieron al proyecto así que parecía que se estaba volviendo algo más prometedor. Empezamos a llamarnos Hypnotic Brass Ensemble en el año 2000, justo antes de publicar nuestro primer EP, ‘The Flipside’ que autoeditamos.

¿Por qué el nombre  Hypnotic Brass Ensemble? Los hermanos de Hypnotic Brass Ensemble de forma inicial fueron una banda llamada The Phil Cohran Youth Ensemble, tocábamos la música de nuestro padre así también clásicos como Duke Ellington y Bach. Nuestro padre tuvo a todos estos chicos para hacer una banda (le partimos el corazón cuando dejamos la banda infantil cuando éramos jóvenes) así que sentimos que era correcto el mantener Ensemble al final del nombre. Lo de Hypnotic vino por nuestra filosofía musical, “el sonido que activa la mente” queríamos hacerlo de una manera poderosa, que es el hipnotismo. Lo de Brass lo pusimos para anunciar que somos una banda instrumental y queríamos empezar un renacimiento del movimiento de instrumentos de cuerda, enfocados en cuernos (trompetas, etc) y los músicos que los tocan.

¿Cómo es la escena musical en Chicago? Vibrante y llena de personajes legendarios, pero los artistas de Chicago no pueden ganarse la vida viviendo de la música, así que tienen que mudarse al Este o al Oeste para ganar beneficios. Hay sesiones guays de improvisación y jams pero la magia pasa en los estudios.

Para la mayoría del público  y el público mainstream, el jazz es un género malinterpretado o mal entendido, muchas veces no recibe toda la atención que merece, ¿por qué creéis que pasa esto? El jazz ha sido secuestrado a lo largo de las décadas pasadas, se ha vendido de forma mundial como un estilo musical únicamente para la gente culta o para los intelectuales más puretas o adultos. Pero el jazz comenzó como algo totalmente opuesto, empezó en los barrios más pobres donde hay problemas reales y y el jazz era una forma de salir, escapar y materializar todo eso. El jazz progresó desde el blues y es algo sobre los sentimientos, pero el jazz se convirtió en un negocio que robó su identidad. Ahora la mayoría de la gente piensa que el jazz son melodías caóticas con ritmos erráticos, pero el jazz fue la invención de lo guay y todo el mundo entiende lo guay.  Hay una nueva oleada que reclama el jazz en los últimos tiempos, y merece prestarle atención.

¿Cómo creéis que esto pueda cambiar? Tenemos que hacer la música cercana y divertida de nuevo, como nació. Eso lo cambiaría de forma drástica y hay que cambiarlo ahora.

Habéis estado varias veces en España, ¿cómo veis la escena local? Sí, hemos estado varias veces y nos encanta el país, siempre es un regalo tocar ahí. El público español tiene un gusto bastante peculiar porque no todo funciona aquí. Así que Hypnotic Brass Ensemble nos sentimos especiales de poder volver y tocar en escenarios desde el sur hasta el norte, donde el público lo siente.

Si alguien quisiera empezar a escuchar vuestra música, ¿por dónde le diríais que empiece? Diría que empezase por vuestros favoritos, es decir, hemos colaborado con muchos artistas, colaborado, producido, compuesto para ellos como Gorillaz, Wu Tang Clan, Mos Def, Maxwell, Erykah Badu, Flea de los Red Hot Chili Peppers, etc. Así que diría que ‘Hypnotic Joints’ de los 2000 o ‘Bulletproof Brass’, que sigue siendo uno de mis discos favoritos de HBE.

¿Qué se va a encontrar la gente cuando vaya a alguno de vuestros conciertos? Calor, armonía y una mezcla de estilos y ritmos desde el funk, el jazz, hip hop, reggae y house. Para el New York Times somos uno de los veinte grupos a ver en directo, así que no hay más palabras para explicarlo que somos una experiencia.

¿Qué estáis escuchando ahora mismo? Mucho soul de los años ’70, Isley Brothers, Bobby Womack etc, house de los años ’80 como Marshall Jefferson, lo último de Kendrick Lamar y por supuesto J Cole.

Planes para 2019. Nuestros planes para el año que viene son publicar el disco en el que estamos trabajando ‘Bad Boys of Jazz’ con el sello Outside Label. Después ir de gira a nivel mundial con muchas colaboraciones guays como Snoop Dogg, Erykah Badu, Kamashi Washington. También estamos empezando una organización mundial benéfica para ayudar y que promueva a los niños a aprender, entrenarse y crear música.

Si ya te ha picado la curiosidad del jazz y quiere saber más sobre estos hermanos, puedes cotillear su página web o cualquiera de sus redes (Instagram o Twitter) o ¿por qué? ir a verles a cualquiera de sus conciertos en Madrid, Barcelona o cualquier del resto de sus conciertos en nuestro país.