Potty Mouth, el trío estadounidense de pop rock nos explica cómo surgió el grabar durante la pandemia un disco colaborativo: Sunday, Someday.

En estos tiempos de incertidumbre, ausencia de grandes giras y conciertos, ¿qué se puede hacer como banda? No mucho más que grabar, reposar y usar las redes sociales. Sin embargo, ciertos proyectos musicales han sabido reciclarse para seguir haciendo su música algo vigente y actual. Por ejemplo, así lo ha hecho Potty Mouth. El trío de chicas “mal habladas” que hacen pop punk nació en el año 2011 en Massachussets (Estados Unidos). La formación original estaba compuesta por las amigas Abby Weems, Victoria Mandanas, Ally Einbinder y Phoebe Harris, aunque Phoebé dejó la banda y ahora son un trío. Una formación que cuenta con extensas giras mundiales, prestigio internacional y dos discos, Sun Damage (2012) y Potty Mouth (2015), más, por supuesto, numerosos singles. Ahora, en este 2021, el pasado mes de abril publicaron su tema Let Go, que forma parte del disco colaborativo Sunday, Someday. ¿Por qué un disco colaborativo? Nos explican que, a falta de giras, decidieron colaborar con todos esos artistas con los que iban a viajar alrededor del mundo pero que, al final, no pudo ser.

Potty Mouth traen pop punk desde Los Ángeles

Potty Mouth (@pottymouthworld) por Naz Massaro

Entrevista con el trío Potty Mouth, tres chicas y mucho pop punk

¿Cómo empezó Potty Mouth como banda de pop punk?

(Ally) empezamos como banda allá por el 2011 en Northampton, Massachusetts. Victoria y yo éramos estudiantes en Smith College y nos conocimos por amigos porque todos teníamos el mismo gusto musical. Después conocimos a Abby, que estudiaba en el instituto, también por amigos en común que estaban en la escena musical y aprendía a tocar la guitarra porque quería formar parte de una banda. Había empezado a tocar el bajo en otro grupo con un par de amigos, pero en realidad quería formar una banda con mujeres. Por su parte, Victoria ha estado tocando la batería desde que era una niña, así que ella es la que tiene más experiencia. Nuestra primera formación nace de la idea y de la actitud desenfadada del ¿por qué no? Y no siquiera habíamos escogido una cantante. Simplemente nos juntábamos en un salón a ensayar con nuestros instrumentos y decidimos seguir adelante a ver dónde nos llevaba.

Habéis vivido diferentes cambios de formación, ¿sentís que la esencia de Potty Mouth es la misma?

(Ally) mientras hemos crecido como músicos y como personas durante estos diez años como banda, sí que siento que mantenemos nuestra esencia. Potty Mouth siempre hemos sido Abby, Victoria y yo. Somos muy diferentes como personas, pero por eso Potty Mouth es tan real. Nunca hemos intentado ser otra cosa que nosotras mismas y la versión más auténtica. Nuestra guitarra original, Phoebe, dejó la banda en el 2014 una vez empezamos a girar de manera más continua, así que hemos tenido guitarristas de gira que han ido rotando. Todos los guitarras que han girado con nosotros son amigos, sobre todo ha dependido de quien estaba disponible o no, quién vivía más cerca o a quien le iba mejor.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de (@pottymouthworld)

Hace poco habéis publicado vuestra última canción Let Go, ¿qué queríais contar con este último tema?

(Abby) escribí esta canción en 2015 en un momento en el que estábamos decidiendo si debíamos mudarnos a Los Ángeles o no. Estaba pensando en cómo la vida puede llevarte si tú la dejas, pero también significa que vas a dejar partes de ti que se van a quedar atrás. La canción es un recordatorio de que nada es permanente, pero que también es importante encontrar a alguien con quién conectar y permitir que estas cosas y personas te ayuden a formar tus propios caminos.

¿Cómo ha sido el confinamiento para Potty Mouth?

(Ally) honestamente, ha sido refrescante tener un respiro. Hemos pasado los últimos diez años sin parar en el bucle de escribir, grabar, publicar y girar. Cuando eres un artista auto empleado en la industria musical, hay mucha presión que siempre te empuja a seguir haciendo cosas para avanzar en tu carrera. Cuando acabas con una cosa, pasas corriendo a la siguiente. Tienes que continuar para apoyarte a ti mismo como artista. El hecho de tener un parón obligatorio a nivel mundial ha pausado toda la presión de producir, tocar en directo y se ha sentido como un reseteo necesario. Ha sido un buen momento para aclarar ideas, reconectar con nosotras mismas y con las demás.

Y ahora, con toda la situación de confinamientos, ¿qué está haciendo Potty Mouth?

(Ally) nuestro proyecto principal ha sido trabajar en Sunday, Someday, un disco colaborativo. Cuando la gira británica que íbamos a hacer en abril del 2020 fue cancelada por el Covid, Koji, al que nunca llegamos a conocer, pero iba a estar con nosotras en esa gira, nos contactó para hacer una reunión vía Zoom con todo el equipo y bandas que iban a estar en esa gira. Esa primera reunión vía Zoom fue el 26 de abril de 2020 y nos hemos reunido todos los domingos hasta ahora. Nunca tuvimos la idea de grabar un disco ni tampoco fue la idea principal, pero como la pandemia se alargó y seguimos quedando de manera virtual, desarrollamos una amistad entre nosotros, y sentimos que era una manera muy catártica, como comunidad de artistas, de hacer algo juntos. Todos teníamos canciones sin publicar y discos que hemos pausado. Así que este proyecto nos ha dado el empujón extra para dar una nueva vida a esas canciones.

Ahora que no habrá conciertos, ¿qué vais a hacer sin giras?

(Ally) echo de menos estar sobre un escenario, más que cualquier otra cosa, pero también ha sido muy guay tener un descanso de la presión de estar constantemente de gira y en la carretera. Como mucha más gente está siendo vacunada, parece que estamos avanzando con la pandemia. Con suerte veremos conciertos en directo a finales de este año 2021 o a principios del 2022. Una vez la música en directo esté de vuelta, esperamos hacer una gira con todos los otros artistas del disco Sunday, Someday.

¿Cómo está Estados Unidos con toda la situación del Covid?

(Ally) todas vivimos en Los Ángeles y por suerte, las tres nos hemos apañado para estar a salvo y sanas durante todo el año pasado y durante este. Nuestra banda ha sido nuestra vaina, nuestro refugio. Todas vivimos cerca, podemos vernos caminando, muy cerca la una de la otra, así que ha sido menos duro de lo que podría haber sido. Los Ángeles está empezando a eliminar restricciones. Ha sido muy extraño vivir en una ciudad que suele ser el epicentro de muchísima música a nivel mundial y del entretenimiento, así que resulta chocante vivir en una ciudad como LA sin todo eso.

¿Pop? ¿Pop punk? ¿Punk? ¿Qué encaja mejor para Potty Mouth?

(Ally) mucha gente nos describe como pop punk, pero normalmente decimos que somos una banda de pop rock porque sentimos que es menos amplio y más inclusivo con nuestras referencias. De todas maneras, seguimos haciendo una mezcla de pop, rock y punk en nuestra música.

¿Con quién os gustaría colaborar?

(Abby) creo que sería muy guay trabajar con gente como Annie Clark. Me encanta su buen gusto en cuanto a sonidos y es muy creativa con sus letras y su actitud.

¿Qué música estáis escuchando ahora mismo?

(Abby) me encanta Ungodly Hour de Chloe x Halle, ¡no me canso de ella! Cada canción es única y pegadiza. También he estado escuchando mucho a Emily Reo, The Goo Goo Dolls, Durand Jones y The Indications.

También tenéis una estética muy marcada, ¿de dónde cogéis vuestra inspiración?

(Abby) mi estilo personal ha cambiado a lo largo de los años, pero siempre he sido ahorradora. Me encanta encontrar piezas al azar muy guays y, a partir de ahí, dejar que esa prenda dicte el resto del look. Antes de la pandemia, vestía mucho más femenina y me inspiraba gente como Kim Gordon y Joan Jett, ahora prefiero vestir de una manera más casual y neutral.

Planes para este 2021.

(Ally) además de nuestro nuevo disco colaborativo Sunday, Someday que fue publicado hace muy pocos días, tenemos pensado publicar mucha más música y tocar en directo, ¡si es que vuelven!