AMBERVILLE

LA CIUDAD DE LOS PELUCHES

Amberville (Anagrama) es una gran novela negra. Es un libro peculiar. Original. Un libro que huele a tortitas y cafeterías de los años cincuenta, un libro colorido, amable, seductor. Escrito con elegancia por el autor sueco que se esconde bajo el pseudónimo de Tim Davys, y de quien no se sabe si es hombre o mujer, rico o pobre, famoso o anónimo. Una especie de George Orwell reencarnado y oculto bajo un halo de misterio que consigue crear en Amberville una ficción maravillosa, una ciudad de fantasía donde sus habitantes son de peluche. Sí. Osos, ratones, gacelas, pingüinos, conejas y conejos. Amberville es una historia de gangsters en un mundo donde las reglas han cambiado pero los valores son los mismos: salvar a la chica, luchar contra la mafia… eso embutido en pieles de felpa y algodón. Amberville es donde vive Eric Oso. Un peluche de éxito. Con un gran trabajo, una mujer preciosa, una gran casa. Eric lo tiene todo. Es un peluche con suerte. Sabe que ha conseguido escapar de un pasado turbulento. Un círculo de drogas y juego. Pero desgraciadamente descubre que su pasado todavía está muy presente cuando recibe la visita de un viejo conocido y jefe del crimen de Amberville: Nicholas Paloma. Éste ayudado por sus gorilas, conmina a Eric para que encuentre una vieja lista. Una lista tan misteriosa como legendaria y que nadie sabe a ciencia cierta si existe de verdad. La lista de la muerte. La vida de su mujer está en juego y Eric no duda en juntar a su vieja banda para encontrarla y retornar así a los callejones y los bajos fondos de Amberville que tan bien habían olvidado. Todo eso es Amberville. Una gran ciudad. Una gran aventura.

AMBERVILLE